Archivo de la etiqueta: indonesia

19 provincias en Ecuador reforestan y cuidan el agua

En el cantón Cotacachi (Imbabura) funciona uno de los  viveros que está a cargo del Gobierno. Foto: Francisco Espinoza para EL COMERCIO

En el cantón Cotacachi (Imbabura) funciona uno de los viveros que está a cargo del Gobierno. Foto: Francisco Espinoza para EL COMERCIO.

Washington Benalcázar,
Bolívar Velasco y Andrea Medina. Redactores (I)

De los 23 gobiernos provinciales del país, 19 cuentan con viveros que producen 2,2 millones de plantas anuales para la reforestación, el cuidado de las cuencas hidrográficas y la disminución de la frontera agrícola, principalmente.

Imbabura lidera la producción de las plantas nativas según el Censo de Información Ambiental Económica de los gobiernos provinciales, hecho por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Se trata de especies de la zona andina destinadas a la reforestación. La Prefectura de Imbabura dispone de un invernadero de cerca de media hectárea, ubicado en Cotacachi, con capacidad para producir

150 000 plantas arbustivas, dijo Jorge Paredes, técnico forestal.
De ese total, el 85% (127 500) es de plantas endémicas como aliso rojo, cholán, pumamaqui, guarango, motilón, capulí, entre otras. Las demás son especies introducidas ornamentales, como la acacia y el tilo.

Paredes explicó que las especies nativas son ideales, pues se adaptan bien luego del trasplante. Añadió que la Prefectura impulsa el proyecto Herencia Verde, cuya meta es reforestar al año 250 hectáreas de terrenos públicos para recuperar la cobertura vegetal.

Para ello se atienden pedidos de las juntas parroquiales e instituciones educativas. La entrega de plantas es gratuita.
Un técnico visita el sitio en donde se planifica colocar los arbustos, de entre cinco y seis meses de edad. La idea es recomendar la especie adecuada para cada zona. En terrenos vecinos a las fuentes hídricas, sobre los 3 000 metros, la mejor opción es sembrar alisos o pumamaquis.

En Carchi, la Prefectura tiene cuatro viveros. El de mayor extensión, de tres cuartos de hectárea, está en Tulcán, donde se producen 310 000 plantas al año. De ese total, el 70% es nativo de la zona fría, como arrayán, pumamaqui o laurel de cera que se destinan a zonas que están entre la cota de 2 600 y
3 000 metros de altura.

La Prefectura del Carchi reforesta directamente en las fuentes de agua, donde se han perdido bosques y en terrenos comunitarios, a través de mingas con juntas de agua. El seguimiento se hace en sitios con más de 1 500 plantas.

Orellana es la provincia con la mayor cantidad de especies introducidas y nativas que se producen en viveros. Augusto Córdova, subcoordinador del departamento de Gestión Ambiental de la Prefectura, explicó que el Gobierno Provincial maneja un único espacio de tres hectáreas, en donde se cuidan especies maderables y ornamentales.

Este vivero está en la localidad Nuevo Paraíso, a la altura del km 8 de la vía Coca – Lago Agrio. Allí se cuidan alrededor de 400 000 plantas, mayoritariamente de balsa, que se ofrece a diferentes interesados.

Uno de ellos es una empresa privada que ocupa la balsa para fines comerciales. Así indicó Enrique Morales, titular del área de Gestión Ambiental de la Prefectura de Orellana. “Tenemos varios programas en los que se utiliza la balsa para reforestar áreas degradadas. Esto se complementa con rentabilidad económica”. La balsa es una planta de rápido crecimiento y considerada ideal para este territorio.

Pero hay personas particulares de esta provincia que compran las otras especies de plantas del vivero, que cuestan entre USD 0,50 y 1.

La Prefectura de Santo Domingo de los Tsáchilas tiene desde el 2010 el vivero Kasama que produce 500 000 plantas al año. Allí hay especies maderables como el chispeó, guadúa, bambú, moral fino, sangre de drago, guayacán, chiparo, bobo y frutales.

El objetivo principal de estas plantas es la repoblación de las áreas deforestadas. La Unidad de Gestión Ambiental informa que en la provincia hay unas 54 000 hectáreas que se deben reforestar, sobre todo en las microcuencas. En el 2016, la provincia contaba con 1 250 hectáreas forestadas y reforestadas con fines de conservación, según el INEC.

Ivanova Ortega, directora de la Unidad de Gestión Ambiental de la Prefectura, aseguró que para el 2018 se presupuestaron USD 531 588 para la reforestación de cuencas hídricas. Eso incluye la construcción de un nuevo vivero con similar capacidad al actual. Otro de los programas involucra a la comunidad, que presta sus terrenos para reforestar.

En ese caso se le entrega en donación una cierta cantidad de plantas. Esto ya se ha hecho en territorios cercanos a las riberas del Alluriquín y Damas.

http://www.elcomercio.com/actualidad/provincias-reforestan-cuidan-agua-especies.html

El Bambú guadua a la Intemperie

Foto: Estructura en bambú a la intemperie. Palakas.

Es bien conocido por las personas que trabajan el bambú guadua que hoy en día no existe una tecnología que garantice la exposición de esta a la intemperie, pero para la persona del común no, entonces vamos a intentar explicar esto de una manera rápida y simple.

El bambú y la guadua es un material natural y orgánico como lo es una madera y son degradados por otros agentes biológicos como los insectos, hongos y radiación. El agua o la lluvia no son malas de por si, pero estas dan las condiciones de humedad para que puedan vivir hongos indeseados que se alimentan de esa materia orgánica.

En Colombia existe la llamada madera inmunizada, generalmente de color verdoso que puede ser expuesta a la intemperie por tiempo prolongado sin problemas. Esta tecnología de inmunización a base de CCA (Cromo, Cobre, Arsénico) es supremamente tóxica e impide la vida de insectos y hongos en cualquier condición de temperatura y humedad normal. Pero la tecnología CCA en autoclave no le funciona bien al bambú y en específico al bambú guadua pues los “pits” o por llamarlos de alguna manera los poros celulares son mas pequeños que el tamaño de las moléculas de los elementos químicos mencionados.

Lo recomendado hoy en día para el bambú guadua es hacer preservación por inmersión en tanques a base de boro, esta impide el ataque de insectos pero no el de los hongos. Para controlar estos últimos se debe recubrir con barnices o pinturas que impidan al aumento de humedad y es necesario un mantenimiento periódico. Adicionalmente algunos recubrimientos nos ayudan a proteger del sol. Para exposiciones a la intemperie también ayuda el impedir que el agua o la humedad entre al interior de los tallos pues es ahí donde es menos densa y absorbe mas humedad, ello se logra con barreras físicas tapando las bocas de los tallos o como la creatividad y recursos nos permita.

Fuente: Palakas

http://www.forestalmaderero.com/articulos/item/bambu-guadua-la-intemperie.html

Nanofibra de bambú más fuerte y liviano que el acero

El desmonte de matorrales de bambú destructivos en todo Japón está impulsando la producción de un material que podría cambiar el proceso de fabricación de productos que van desde pañales hasta automóviles.

Chuetsu Pulp & Paper Co., en colaboración con la Universidad de Kyushu, estableció una técnica que utiliza bambú para crear nanofibras de celulosa (CNF), que son cinco veces más resistentes que el acero, pero solo una quinta parte del peso del metal.

El gran obstáculo es el costo de producción.

Se espera que la compañía comience la producción comercial de CNF en junio en su planta de Sendai en Satsuma-Sendai, prefectura de Kagoshima. Planea producir 100 toneladas de CNF por año.

CNF consiste en pequeñas estructuras reticuladas de fibras de celulosa, que constituyen las paredes celulares de las plantas. Se crea al descomponer la pulpa de madera en pedazos extremadamente pequeños.

El grosor de CNF es de aproximadamente 10 nanómetros, o una diezmilésima parte del grosor de un cabello. (Un nanómetro es una milmillonésima parte de un metro).

Cuando se mezcla con plásticos o caucho, CNF mejora la resistencia de los materiales y evita cambios drásticos en su forma causados ​​por las fluctuaciones de temperatura.

CNF se puede hacer de todo tipo de plantas, pero el CNF derivado de bambú se combina más fácilmente con plásticos y otros tipos de resina que el material creado con otros tipos de árboles.

La producción de CNF también podría ayudar a resolver un problema ambiental.

Los municipios alrededor de Japón están tratando de deshacerse de matorrales de bambú desatendidos que pueden tener un impacto catastrófico en los bosques circundantes de otros árboles.

En la prefectura de Kyoto, los cipreses y cedros japoneses se han marchitado por los daños causados ​​por los matorrales de bambú abandonados.

Nuevos brotes pueden brotar de raíces de bambú que se extienden rápidamente. Los brotes también crecen rápidamente hasta unos 20 metros, bloqueando la luz solar y matando a otras plantas a su alrededor. Como resultado, el suelo se afloja. Esto pudo haber contribuido a un deslizamiento de tierra que ocurrió cerca de un bosquecillo de bambú cuando un tifón golpeó la prefectura de Kagawa.

Kagoshima es la prefectura japonesa con la mayor superficie de bosques de bambú. La ciudad de Satsuma-Sendai en la parte occidental de la prefectura se enfrenta a un problema creciente con los matorrales de bambú abandonados porque sus dueños se están volviendo demasiado viejos para cuidar las plantas.

A pedido de las autoridades locales y otros, Chuetsu Pulp & Paper compró anualmente 20,000 toneladas de bambú en la ciudad desde 1998.

La compañía produjo papel a partir del bambú, pero también comenzó a investigar el CNF elaborado con bambú para utilizar el recurso de manera más efectiva.

Según la Agencia Forestal, Japón tenía 161,000 hectáreas de bosque de bambú a partir de 2012, un 12 por ciento más que en 1981.

El bambú se ha utilizado para carbón, papel, material de pavimentación de carreteras y otros productos, pero la demanda de madera se ha ido reduciendo.

“Para evitar una mayor expansión de matorrales de bambú, no hay más remedio que poner el uso comercial (de bambú) en la pista para el éxito”, dijo Shigeo Suzuki, un profesor de geografía ecológica en la Universidad Rissho.

CNF hecho de plantas que no sean bambú se ha utilizado en productos que ya están en el mercado.

Nippon Paper Industries Co. en octubre de 2015 comenzó a vender un pañal desechable para adultos que tiene una hoja fabricada por CNF en una pieza que no entra en contacto con la piel del usuario. Esto mejora el efecto desodorizante del producto.

Aunque la pulpa, es ecónómica, el proceso de romper la fibra en trozos pequeños requiere mano de obra y dinero. Los gastos de fabricación ascienden a varios miles de yenes (docenas de dólares) por kilogramo.

La Universidad de Kioto está llevando a cabo proyectos de investigación para reducir los costos de producción de CNF y reducir el peso de los automóviles mediante el reemplazo de piezas fabricadas con CNF.

La investigación en toda regla en CNF comenzó alrededor de 2004. Los Estados Unidos, China y los países del norte de Europa han participado activamente en el desarrollo de una fibra fuerte.

(Este artículo fue escrito por Kazuya Goto y Takehito Sato)

Conozca un estudio técnico aquí

Fuentes: Bio Fuel Digets, Asahi.  

Nanofibra de bambú más fuerte y liviano que el acero

Materiales de Construccion: Diseñan losas con vigas de bambú-Guadua. Resistentes como las de acero y más económicas

El arquitecto João Boto Caeiro, investigador de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), y la empresa Kaltia Consultoría y Proyectos crearon un sistema de losas basadas en vigas de bambú reforzadas con acero que sirven de estructura para las construcciones.

Estas “bambulosas”, como ellos mismos las llamaron, son igual de resistentes que las losas convencionales fabricadas con concreto y varillas de acero. Además, por el bajo costo del bambú, la innovación podría reducir hasta 20 por ciento los precios de la construcción de las losas, destacó el arquitecto. “Esto representa una oportunidad para las comunidades marginadas del país o para las zonas que son más afectadas por desastres naturales, ya que podrán construir casas resistentes a un costo menor”.

Esta invención, realizada con el apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) a través del Programa de Estímulos a la Innovación, se encuentra en proceso de patente.

Propiedades del Bambú. 
El bambú tiene importantes propiedades de diseño que lo hacen un material ideal para la construcción. Por ejemplo, tiene una resistencia de 102 kilos por metro cuadrado, mientras que el concreto tiene una de 82 kilos y la madera de 76 kilos, de acuerdo con el documento Perspectivas del bambú para la construcción en México, realizado por el investigador Víctor Rubén Ordóñez Candelaria y publicado por el Instituto de Ecología (Inecol).

Además, agrega el artículo, el bambú es ligero, lo cual facilita su manejo. Asimismo, el bambú no requiere de muchos cuidados para su cultivo, pues puede crecer en casi cualquier parte del mundo en donde exista un clima cálido y húmedo.

Fuente: Arq. México

Lea también

Suelos de bambú
http://www.forestalmaderero.com//articulos/item/suelos-de-bambu.html

Guadamóvil. Automóvil hecho de guada y bambú
http://www.forestalmaderero.com//articulos/item/guadamovil-automovil-hecho-de-guada-y-bambu.html 

Materiales de Construccion: Diseñan losas con vigas de bambú-Guadua. Resistentes como las de acero y más económicas

El mercado mundial de bambú

A medida que la demanda mundial de bambú aumenta continuamente en los últimos ocho años, los países deben impulsar la industria del bambú guadua promoviendo diversas oportunidades comerciales y promoviendo el bambú para la reforestación, rehabilitar y proteger áreas de cuencas hidrográficas.

De acuerdo con el Departamento de Comercio e Industria (DTI) en Filipinas, la demanda mundial de bambú es enorme, con $ 7 mil millones en exportaciones en 2009 que aumentó significativamente a $ 17 mil millones en 2015.

Filipinas exportó P62 millones en productos de bambú en los primeros seis meses de 2017.

De las 1.000 especies de bambú conocidas, 49 crecen en Filipinas, lo que le da a ese país el potencial de convertirse en un importante proveedor de productos elaborados a partir de la planta. China es actualmente el mayor exportador de productos de bambú.

Ahora la industria del bambú produce muebles de primera clase como pantallas de lámparas y marcos para cuadros y tableros.

Si bien el bambú proporciona materiales para la construcción, pulpa, papel, fibra y productos alimenticios y medicinales, también es capaz de capturar tanto como 400 por ciento de carbono por unidad de área, mientras que libera 35 por ciento más oxígeno que los árboles.

El Artículo completo en Manila Times

El mercado mundial de bambú

9 hábitos que te hacen ver poco profesional (y tal vez no te das cuenta)

CIUDAD DE MÉXICO.- Fomentar relaciones profesionales, hacer networking y mantener una comunicación constante con clientes, y colegas te permite crear mejores oportunidades para tu carrera, en un entorno de confianza mutua.
Sin embargo, existen actitudes y comportamientos que sin darte cuenta pueden estar afectando la forma en que te relacionas con tus colaboradores o clientes y mermar tu desempeño profesional.
El autor de The Intelligent Entrepreneur”, Bill Murphy Jr. compartió en Inc. nueve hábitos que pueden hacer que los demás te consideren poco profesional o nada confiable, y que es recomendable que evites.
Si bien algunas actitudes pueden ser un poco obvias, no está de más recordarlas, hacer un poco de conciencia y reflexionar al respecto, para mejorar en tu carrera.

Descuidar tu lenguaje

Además de correr el riesgo de ofender, si alguien se expresa constantemente con obscenidades o utiliza alguna mala palabra como adjetivo en cualquier ocasión, puede provocar que el resto de la gente piense que es la única forma en que sea persona se expresa, sin contar con mayor riqueza en su vocabulario y tener creatividad para comunicarse.

Impuntualidad

Tener el hábito de la puntualidad, no sólo refleja compromiso de tu parte, sino también te permite mostrar respeto por el tiempo de los demás. Llegar a la hora en la que has acordado te muestra como una persona profesional que se preocupa por este tipo de aspectos.

Te puede interesar: 5 claves para que los cazatalentos quieran ver tu perfil de LinkedIn

Ser excesivamente positivo

Si bien tener una actitud positiva ayuda a ser más productivo y a la vez permite enfrentar la adversidad; hay que tener cuidado de no exagerar y correr el riesgo de parecer ingenuo o poco realista ante circunstancias serias o complicadas, que pueden determinar el grado de profesionalismo.

Ser inconstante

Comprometerte a asistir a algún lado o realizar cierta tarea y no cumplirlo, te hace ver irresponsable y poco confiable, lo cual al momento de presentarse alguna oportunidad corres el riesgo de que no te tomen en cuenta.

Desorganización

Sea el negocio que sea al que te dediques, los clientes o compañeros de trabajo esperan que respondas con eficiencia a sus necesidades. Sin embargo, si eres una persona desorganizada con sus propios asuntos, es posible que los demás no consideren que seas confiable para ciertas tareas.

Tener dificultad al expresarte

Similar al primer punto, si no puedes expresarte correctamente y ser claro al momento de decir lo que sea necesario ya sea de forma escrita o hablada, no te tomarán como una persona profesional.

Ocultar información

Es comprensible que dependiendo del trabajo que realices, probablemente exista cierta información que no puedas revelar a cualquiera, sin embargo, si te dedicas a ocultar información a tus compañeros de trabajo, empleados o clientes, tu reputación como líder puede no ser mejor. Incluso puedes provocar que las personas con quienes trabajes no confíen en ti tampoco.

Prometer lo que no puedes cumplir

Una vez que te comprometas a hacer algo o estés vendiendo algún producto o servicio, es necesario que lo hagas tal y como lo dijiste.

Engañar o mentir

Aunque sean muy obvias, vale la pena mencionar que hacer cualquiera de estas dos faltas hará que pierdas la confianza de cualquiera que se dé cuenta. Se trata de cumplir con tu palabra, ser comprometido en cualquier aspecto de tu trabajo, para así permitirte seguir creciendo profesionalmente y generar un entorno confiable.

http://www.dineroenimagen.com/2016-11-21/80508

Simon Vélez

Simón Vélez (Manizales, 1949) es uno de los arquitectos colombianos más reconocidos en el mundo por impulsar la guadua como material fundamental en la construcción. Este egresado de la Universidad de los Andes cree que la arquitectura debe ser “mucho más vegetariana”, refiriéndose con lo anterior al uso prolongado de los minerales.

Para el diseño arquitectónico de esta casa en Anapoima, Cundinamarca (que realizó en compañía de su socio, Marcelo Villegas), planteó tres pabellones principales que funcionan de manera independiente. Dos de ellos, ubicados en los extremos, albergan las habitaciones y están unidos por uno central de forma octagonal curvada, prácticamente circular, que contiene las áreas sociales, otorgando independencia y tranquilidad a las zonas más privadas, y cercanía y flexibilidad en su uso a las más públicas.

“Hay que saber equilibrar entre lo mineral y lo vegetal”, comenta Simón Vélez al preguntarle sobre la materialidad de esta obra. Partiendo de esta intención se vuelve muy interesante observar la diversidad de materiales: madera de chicalá, obtenida de forma local, eucalipto de fuentes reforestadas y, por supuesto, guadua, por solo mencionar algunos.

Cada uno de estos elementos es combinado con tubos petroleros que amarran la estructura, varillas corrugadas expuestas en muebles y barandas, piedras impregnadas de fósiles en la base de las columnas y en el piso fundido en sitio, pizarras de tonos diversos obtenidas en Pacho, Cundinamarca, y rótulas estructurales de bronce, entre otros.

Al poner en conjunto este sinfín de elementos, cada uno con su forma, carácter e historia singular, surge un elaborado entramado artesanal que complementa de manera tranquila y armoniosa la intensidad de la naturaleza que lo rodea.

INBAR becomes an Observer to the UNGA

NEW YORK: The United Nations General Assembly (UNGA) on 7 December granted Observer Status to the International Bamboo and Rattan Organisation – the world’s only intergovernmental organisation that uses bamboo and rattan for sustainable development, representing millions of bamboo and rattan producers from 43 countries across the Global South.

The decision to grant Observer status to INBAR was taken by 193 members of the UNGA during its 67th plenary meeting of the 72nd session in New York.  The resolution was submitted by China—INBAR’s host country—and was co-sponsored by 29 INBAR Member States, as well as bamboo and rattan consumer countries. China’s bamboo sector employs some eight million people, has an annual trade value of USD 30 billion and is an important part of ongoing environmental initiatives: an encouraging success story for countries across the world where bamboo is grown or used.

The decision paves the way for INBAR to contribute directly to the work of the General Assembly and reflects the vital role bamboo and rattan can play in implementing the UN’s 2030 Agenda for Sustainable Development. INBAR has already been closely engaging with the UN as an observer to UN Economic and Social Council, the UN Framework Convention on Climate Change, the UN Convention to Combat Desertification, and the UN Convention on Biological Diversity.

“This is huge recognition of the role that bamboo and rattan can play in contributing to a better and more sustainable world. Bamboo and rattan can be important tools for global development and green trade, and we need to encourage all UN members to be part of the conversation”, INBAR Director General Dr. Hans Friederich said.

Bamboo and rattan grow across the Global South, and have been an integral part of environmental protection and livelihoods for millennia: from building earthquake-resilient housing in Latin America, to controlling desertification across parts of Africa, and as a source of paper, packaging, flooring and furniture across the world.

For twenty years, INBAR has been using bamboo and rattan to help alleviate poverty, encourage sustainable consumption and green trade, restore degraded lands and combat climate change. On INBAR’s 20th anniversary in November this year, the organisation received a congratulatory message from China’s President Xi Jinping, who affirmed China’s support for “INBAR’s endeavours… to implement the 2030 Agenda for Sustainable Development.”

The Co-Chair of INBAR’s Board of Trustees and Vice Chair of China’s Committee of Population, Resources & Environment, Madame Jiang Zehui, said: “This is another excellent gift for INBAR’s 20th anniversary after receiving Chinese President Xi Jinping’s congratulatory letter. Thanks for the Chinese Government and all INBAR member countries’ support to help INBAR achieve this. As the host government of INBAR, China is willing to work with INBAR more closely in facilitating South-South collaboration by accelerating the development of global bamboo and rattan resources.”

INBAR becomes an Observer to the UNGA

Cel & Whatsapp +57-3125395738

Contáctenos para más informacion cel/what +57-3178149055 - +57-3125395738 - gustavoteneche@empresarios.com Descartar