Sostenibilidad un compromiso empresarial ineludible

Bogotá_
Las temperaturas extremas que ha experimentado la tierra en las últimas semanas, no son más que nuevas advertencias sobre el impacto que la actividad del hombre está teniendo sobre el planeta y una muestra más de que lo que se está haciendo para mitigarlo, sigue siendo absolutamente insuficiente.

De ahí la importancia de incrementar el compromiso para conseguir que cada vez más organizaciones operen bajo condiciones armónicas en lo económico, lo ecológico y lo social, que permitan, como dice la Organización de Naciones Unidas (ONU), “satisfacer las necesidades del presente, sin poner en peligro la capacidad de las generaciones futuras, para atender las necesidades propias”.

El concepto va más allá de lo puramente ambiental y ecológico, pues es claro que no pueda haber sostenibilidad cuando la riqueza de un sector se consigue a costa de la pobreza o de la explotación de otro o cuando el accionar de las empresas no genera un mejoramiento del nivel de vida, la educación y la equidad en su entorno, porque como afirma Stephan Schmidheiny, fundador del Consejo empresarial para el desarrollo sostenible, “no puede haber empresas exitosas en sociedades fracasadas”.

Se trata, como dice Sir Geoffrey Chandler, ex director de Shell International y fundador del Grupo de Negocios de Amnesty International, “de gestionar los negocios de una manera rentable, alineada con los valores de los grupos de interés y respetando el medio ambiente en el cual la compañía desarrolla su actividad”. Se busca que la operación de las empresas no solamente genere un beneficio en su cuenta de resultados, sino que tengan un impacto positivo en su entorno y en sus grupos de interés, tanto internos como externos.

Los grupos de interés internos están conformados por los trabajadores y accionistas y los externos por los proveedores y todas aquellas personas que perciben algún tipo de beneficio, bien o servicio, producido o prestado por la organización.

Los informes de sostenibilidad, que muchas empresas presentan periódicamente a la opinión pública y que se enmarcan dentro de los procesos de rendición de cuentas, evalúan el impacto económico de la organización no solamente a partir de las utilidades generadas, sino de la cantidad de dinero, que a través del pago de salarios, proveedores y servicios públicos, por ejemplo, percibe la comunidad donde opera la compañía y el impacto que este tiene en términos de bienestar y desarrollo.

Una sección muy importante del informe tienen que ver con el impacto ambiental, donde se especifica la forma como la empresa está haciendo uso de recursos naturales como el agua, se informa cuánta energía consume y si el origen de la esa energía es limpio (generado por hidroeléctricas y panel solares) o si es producto de la combustión de carbón u otros combustibles fósiles. También se mide la huella ambiental de la empresa a partir de las toneladas de CO2 emitidas al medio ambiente, el manejo de residuos (especialmente los considerados como peligrosos), el tratamiento de las basuras y del agua utilizada en los procesos de producción.

En lo social, se especifica si la empresa involucra o no el trabajo de las minorías, si hay igualdad de salarios para hombres y mujeres, que no existe trabajo infantil y que la organización, en todas sus actuaciones, propende por el respeto a los derechos humanos y de las comunidades indígenas. En cuanto a los productos que la compañía pone a disposición del mercado, se informa sobre los análisis realizados para asegurar que no contaminan el medio ambiente ni producen efectos negativos para la salud de los consumi0dores. Generalmente se incluye alguna sección sobre la ética en los productos, lo cual se refiere a la veracidad de la información que sobre la calidad, contenido y beneficios de los artículos ofrecidos, aparece en las etiquetas, folletos y publicidad de la compañía.

La ONU auspicia una metodología dominada Globar Reporting Initiative (GRI), para la elaboración y presentación de los reportes de sostenibilidad, gracias a la cual los informes no solamente son comparables entre sí, sino que permiten detallar la evolución que año a año en cada uno de los 83 indicadores que se tienen establecidos.

Fernando Albán
Consultor independiente en comunicaciones
4.678487-74.141028

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.