La guadua es un cultivo ilícito: Simón Vélez

La guadua es un cultivo ilícito: Simón Vélez

El reconocido arquitecto Simón Vélez dijo que la guadua en Colombia se convirtió en un cultivo ilícito, siendo el único para el que no hay que pedirles permiso a los gringos para legalizarla. La afirmación la hizo como una severa crítica a las corporaciones ambientales del país, que le tienen prohibido a los propietarios de fincas cortar guadua.

Vélez exaltó nuevamente las bondades de la guadua y dijo que puede ser un cultivo de gran futuro en el Quindío. Destacó que varios empresarios exportan el producto, a pesar de la talanquera y las prohibiciones que les ponen las autoridades ambientales. Alertó a los quindianos, proponiéndoles la guadua como cultivo directo, y no solo como una reserva forestal.

Vélez trabaja un nuevo proyecto en la región, esta vez en Montenegro, con la familia Peña, donde se propone una parcelación para hacer predios de una hectárea con vivienda que use diversos materiales, especialmente la guadua. La Crónica del Quindío habló con el arquitecto de la guadua, como se le conoce en América latina.

¿Hay en el Quindío y en Colombia empresarios dedicados solo al tema de la guadua?
Yo soy uno de esos empresarios, y nuestra gran pesadilla es la legislación que hay sobre la guadua, es un cultivo ilícito, es el único cultivo ilícito que no tiene permiso de los gringos para dejarlo legalizar. A un dueño de finca le tienen prohibido cortar guadua, solamente las corporaciones regionales por ley pueden dar la autorización para explotar un guadual.

¿Y se lo dan al dueño de la finca?
Esa ley tan perversa la utilizan para joder al dueño de la finca y no dejarle comercializar la guadua. Entonces yo siempre le compro la guadua a la cadena de la corrupción no a la cadena de la producción, que es como debiera ser.

¿Cuál es la cadena de la corrupción?
Es que el guaduero carga el talonario de permisos en el bolsillo, y es socio de los funcionarios de las corporaciones autónomas regionales que dan las licencias. Pero esa corrupción no es culpa de las corporaciones, es culpa de los fundamentalistas ecológicos, esas son unas especies de ayatolas que dicen que el mundo se va a acabar mañana, entonces prohibido cortar la guadua porque está en vía de extinción.

La guadua no está en vía de extinción. Puede llegar a estar en vía de extinción gracias a esa legislación. Ningún propietario de finca siembra guadua, porque prefiere no exponerse a la pesadilla de obtener el permiso para que se la dejen explotar, más bien arrasa la tierra y siembra yuca, o cualquier otra cosa.

Quindío y su futuro en guadua

¿Usted le ve futuro al Quindío en el cultivo de la guadua, qué hay que hacer para que eso sea posible en la práctica?
Cambiar la ley desde el Congreso de la República. El problema es que salen todos estos fundamentalistas ecológicos a decir que el planeta se va a acabar mañana y que si permiten explotar la guadua y volverla un cultivo agrícola se va a acabar el planeta. O sea, hay una legislación de hace unos veinte o treinta años que dice que las especies nativas están prohibido explotarlas. Si el café fuera nativo estaría prohibido explotarlo, si la caña de azúcar fuera nativa estaría prohibido explotarla.

Pero, curiosamente, el cacao es nativo y si está permitido cultivarlo, y el maíz. Imagínese que para usted poder coger un cultivo de maíz tuviera que sacar un permiso demostrando que no se va a extinguir el maíz, o que para comerse un huevo tuviera que sacar un permiso en las corporaciones regionales para demostrar que no se van a acabar los pollitos, o que para ordeñar una vaca tuviera que sacar un permiso que demostrará que los terneros no se van a morir de hambre.

Esa legislación tiene jodido un tema de industrialización agroindustrial gigantesco que tiene un potencial de que no jode el paisaje, porque un guadual es una belleza, pero un bosque de eucalipto es una mierda, que es lo que ha hecho aquí cartón Colombia, es generar monocultura donde no hay monocultura. Un bosque de eucalipto o de pino no tiene ninguna razón de existir en un territorio como este.

¿Cuáles son los usos tan buenos de la guadua para decir que hay que industrializarla?
Los orientales no usan el bambú para construir, pero comen bambú, hacen textiles, la industria de papel de la china tiene un altísimo componente de fibras de bambú, ese podría ser un potencial gigantesco. Un asiático no concibe la vida sin el bambú y no entiende como el resto de la humanidad puede vivir sin bambú. Nosotros acá no nos comemos el bambú. La guadua es uno de los brotes de bambú más exquisitos que existen para culinaria, y aquí no la sabemos comer, podría ser un renglón importante, comer brotes de guadua. Los textiles, las telas hechas con fibras de bambú, la industria de papel en Colombia podría estar fundamentada en la guadua, o en especies de bambú apropiadas para el papel.

Pero también, por ejemplo, los tableros que ustedes hacen para la construcción.

Estamos también haciendo laminados y eso es un futuro gigantesco. El 15% de pisos de madera que se comercializan en Estados Unidos son de bambú chino. Colombia tiene bambú de mucha mejor calidad como la guadua, estamos mucho más cerca de Estados Unidos y podría ser un renglón de exportación gigantesco, exportarle pisos de guadua a los gringos o a los europeos, porque el bambú nuestro es mucho más fino, la guadua es mucho más fina que los bambúes asiáticos.

La guadua podrá suplir el café

¿Podría la guadua suplir las afugias que tiene el café hoy?
Pero de sobra, porque el café es un cultivo introducido a una región en que ya no es rentable seguir produciendo café en las montañas, y recogiéndolo a mano con una artesanía laboral muy costosa. La legislación laboral de Colombia hace justicia social y está muy bien que sea así, y a un cogedor de café hay que pagarle de acuerdo con las normas legales y parafiscales.

Esa artesanía vuelve absolutamente imposible pensar que el cultivo del café compita con Brasil que lo hacen con maquinaria agrícola, es una verdadera agroindustria.

El café nuestro, en estas laderas, es una artesanía demasiado costosa, es un romanticismo que ningún país es tan rico para mantenerlo. Esto no es el paisaje cultural cafetero, es el paisaje cultural de la guadua. El café va a desaparecer muy rápido.

¿La gran alternativa podría ser la guadua?
Es la única y es nativa, es de aquí.

¿El hecho de ser nativa significa que agroforestalmente puede tener mayores posibilidades?
Es decir, usted puede dejar de tocar para siempre el bosque tropical para que la gente no se meta al bosque a aserrar árboles para sacar madera, puede producir madera laminada en base de la fibra del bambú, de la guadua, es mucho más fina y crece mucho más rápido. Es hacer una industria con el recurso natural que más rápido se renueva en toda la naturaleza. Ninguna planta crece tan rápido como el bambú, ni genera tanta biomasa en tan corto tiempo como los ellos. Cuando se corta guadua se está cortando un pasto, el guadual vuelve y brota.

¿En qué mundo vive Simón Vélez?
En todo el mundo yo voy mucho a la India, a la China, a Europa y al Quindío. Y eso que me queda más fácil llegar a la India que aquí.

¿Por qué?
Porque allá la guadua es una gran industria y por tanto me pagan muy bien, acá no, a pesar de tener un mejor bambú y abundante.

¿En qué mundo espiritual anda?
En tratar de tener buena salud, que es lo único importante en la vida.

Por Miguel Ángel Rojas Arias

3 thoughts on “La guadua es un cultivo ilícito: Simón Vélez

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.