La guadua se mostró ante el mundo como solución de vivienda rural

Tomado de: http://www.cronicadelquindio.com/noticia-completa-titulo-la_guadua_se_mostro_ante_el_mundo_como_solucion_de_vivienda_rural_-seccion-Econ%C3%B3micas-nota-51181.htm

El Quindío tendrá en el uso de la guadua como material primordial para la construcción de vivienda otro desarrollo que mostrar en la XXIII Bienal Colombiana de Arquitectura.

El ejemplo de la aplicación de este ancestral componente en la edificación de inmuebles acordes con las necesidades contemporáneas de la región será el prototipo de vivienda rural que surgió como resultado del proyecto de Promoción, Innovación y Desarrollo Industrial de la Guadua, operado en cuatro departamentos la corporación Actuar Famiempresas con la cofinanciación del BID a través del Fomín y de contrapartidas locales.

Adalberto Zapata Suárez, arquitecto ganador de la convocatoria de la consultoría destinada para este aspecto, presentó su creación, la que afirmó representará una de las etapas que visitarán los arquitectos asistentes a la bienal.

“Es una vivienda que en su etapa básica, de una planta, consiste de un área de 42 m2 en los que se cuenta con dos alcobas, una sala comedor, una cocina y un baño. Sin embargo una de las condiciones de la convocatoria buscaba un modelo que se pudiera expandir a través de un desarrollo progresivo, y por esto el prototipo presenta dos plantas, que adiciona a la superficie inicial 30 m2 más en las que se suman dos alcobas, un salón social y otro baño”.

El sistema constructivo desarrollado es de tipo modular, lo que permite agregar de manera paulatina más área construida a través de paneles prearmados que podrían ser adquiridos en una gran superficie.

“Esto nos permite dos cosas: primero, que la extensión adicional no tenga que ser levantada en un segundo nivel y que pueda situarse de manera horizontal con el núcleo inicial de la vivienda. Segundo, que se pueda desarrollar por medio de la autoconstrucción, aunque en esto hay que aclarar que se requiere siempre de una asistencia técnica por parte de un arquitecto o ingeniero”.

Otra de las ventajas que presenta el modelo es la rapidez con la que la estructura puede ser edificada; como ejemplo de esto, cuenta su creador, el prototipo fue levantado por ocho personas en 30 días, faltando en el momento de su inaguración que secara el revoque para poderla pintar.

La casa también cumple con las especificaciones requeridas por la Norma Sismo Resistente NSR-10, que engloba los estándares de seguridad vigentes; y debido a los términos de la convocatoria —que buscaban el desarrollo de una vivienda rural para la zona—, se respetaron algunos parámetros estéticos de la arquitectura de la colonización antioqueña.

“Entre los elementos que sobreviven del tradicional sistema constructivo que fue el que mejor se comportó en el terremoto de 1999, se encuentra el uso de bahareque, la decoración compuesta de paredes blancas con franjas de colores vivos y unas ventanas altas como las de las casas de estilo republicano que se ven tradicionalmente en las fincas del Eje Cafetero”.

Aunque la idea es que el modelo sirva de base para futuros proyectos de Vivienda de Interés Prioritario, VIP, el arquitecto no descarta que se aproveche su perfil modular para crear inmuebles con un mayor valor de construcción y orientados a mercados con mayor capacidad adquisitiva.

Por: Andrés Felipe Mejía Álvarez